Dulce de Banana

  • Bizcocho de Banana

  • Buñuelos de Banana

  • Tarta de Banana

  • Budín de Banana

  • Dulce de Banana


  • "Dulce de Banana"

    Dulce de Banana



    Esta es la receta completa para hacer dulce de banana en casa de forma sencilla y rápida. Este dulce podrás utilizarlo para acompañar tus postres favoritos, ya que se puede emplear para complementarlos o tomarlo tal cual.

    Ingredientes:

    - Un kilo de bananas ya peladas
    - Dos manzanas
    - 600 gramos de azúcar
    - Una cucharada de canela en polvo
    - Zumo de un limón

    


    Preparación:

    El dulce de banana es una especie de compota o mermelada de banana, que podemos emplear posteriormente como parte de otros postres o recetas de repostería. Si nunca lo has probado, te animamos a hacerlo con esta receta. Este dulce de banana lo comenzaremos preparando pelando las bananas y pesándolas, ya que la cantidad de azúcar que necesitaremos será en función de la cantidad de bananas ya peladas que empleemos. Para un kilo de las mismas ya sin cascara necesitaremos 600 gramos de azúcar, así que debemos ajustar esto en función del peso final que tengamos de bananas peladas.

    Tras esto vamos a cortarlas en rodajas y las echamos en un recipiente, y sobre ellas vamos a verter el zumo de un limón y removemos todo para mezclar bien. Por otro lado vamos a pelar las manzanas, que pueden ser del tipo que más te gusten, teniendo en cuenta que si las usas de una variedad ácida darán un toque de acidez al resultado final, mientras que si empleas unas dulces pues aportarán ese toque dulzón adicionalmente al dulce de banana.

    Una vez las tenemos peladas las cortamos en trocitos más bien pequeños o las rallamos, lo que cada uno prefiera, mientras no las dejemos cortadas en trozos grandes. En una sartén de tamaño adecuado vamos a echar las bananas troceadas, el azúcar, la canela molida y la manzana troceada o rallada. Ponemos a calentar a fuego medio-suave, con cuidado que no se quemen los ingredientes, y vamos a dejar que se cocinen removiendo de vez en cuando.


    En unos minutos los ingredientes se irán mezclando y formando una masa espesa, a medida que se integren entre ellos y el calor vaya ablandando las bananas. Cuando tengamos todo bien cocinado podemos dejarlo tal cual o bien triturarlo un poco con un pasapurés, y lo dejamos enfriar bien, primero a temperatura ambiente y después en el frigorífico. El dulce de banana se puede conservar envasado en recipientes esterilizados y con cierre hermético durante meses, por si haces mucha cantidad.